Edición testing
20 de octubre de 2019, 3:45:49
Seguridad


Vehículo autónomo pase un peaje por primera vez gracias a PSA y VINCI Autoroutes


Este miércoles, a las 10.30 horas y en la red VINCI Autoroutes, un coche autónomo ha superado, por primera vez, una barrera de peaje con total autonomía.


Un vehículo autónomo Citroën C4 Picasso del Grupo PSA ha pasado por el peaje de Saint-Arnoult-en-Yvelines, el más grande de Europa, sin ninguna intervención del conductor gracias a la comunicación específica establecida entre el vehículo y la infraestructura. Esta prueba, superada con éxito en condiciones reales de tráfico, supone un avance esencial en el desarrollo del vehículo autónomo hacia el nivel 4 (mind off – sin supervisión del conductor). Constituye, además, la conclusión de un programa de desarrollo iniciado en 2016 con la colaboración de dos grandes actores de la movilidad: el Grupo PSA, constructor de automóviles a la vanguardia de las nuevas tecnologías, y VINCI Autoroutes, primer operador de infraestructuras viales en Europa y líder de su sector en el campo de las nuevas movilidades. De este modo, se supera una primera etapa de la conexión entre el vehículo autónomo y las nuevas generaciones de infraestructuras necesarias para su desarrollo.

Superar una barrera de peaje: un aspecto complejo y estratégico

El paso de una zona de peaje es un tema complejo para un vehículo autónomo: Requiere capacidad para gestionar los flujos cruzados de vehículos que se orientan, de manera aleatoria, hacia las diferentes entradas del peaje y precisa asimismo asegurar el guiado del vehículo autónomo en una zona caracterizada por la ausencia de marcas viales en el suelo.

Asimismo, debe guiarse al vehículo autónomo de manera que se le permita acceder a la vía de peaje equipada para recibirle y que mide tan solo tres metros de ancho. Finalmente, el vehículo autónomo debe ser capaz de gestionar cualquier imprevisto que pueda producirse en el momento de superar la barrera de peaje.

La indispensable comunicación entre la infraestructura y el vehículo autónomo

La puesta en marcha de un protocolo de comunicación específico entre la infraestructura de peaje operada por VINCI Autoroutes y el vehículo Citroën C4 Picasso Autónomo del Grupo PSA es esencial.

  • Un sistema de guiado se despliega a partir de 500 metros antes de la barrera de Saint-Arnoult, en dirección a Paris. Permite al vehículo autónomo seguir una trayectoria pre-definida que le guía hasta la vía de peaje elegida y equipada para recibirle. Le indica también el trayecto a recorrer a la salida de la barrera hasta volver a la sección normal de la autopista, donde el vehículo pueda recuperar la guía mediante las líneas blancas.
  • Se envía al vehículo una autorización de paso que le indica si la barrera está abierta. La infraestructura transmite esta información al vehículo autónomo mediante una antena UBR (Unidad de a Bordo de Ruta) situada 300 metros antes de la barrera de peaje, junto al arcén de la autopista, y conectada al sistema de peaje.

Esta antena utiliza, para la emisión de datos, el protocolo ITS G5, la referencia en el marco de la comunicación dirigida a vehículos conectados. Tres de las vías del peaje de Saint-Arnoult están ya equipadas para transmitir de manera rápida y segura la información de autorización de paso detectada por la antena UBR y recibir a los vehículos conectados y autónomos como el Citroën C4 Picasso Autónomo del Grupo PSA.

  • El sistema de información del peaje, por su parte, ha sido modificado para facilitar el paso de vehículos autónomos. Analiza en tiempo real la disponibilidad de la vía y asegura que se dan las condiciones adecuadas para permitir el paso con total seguridad. La autorización se envía de inmediato al vehículo autónomo mediante la misma antena UBR.
  • Finalmente, para este experimento, el C4 Picasso Autónomo ha recibido un dispositivo de tele-peaje que le permite atravesar las vías del mismo con total autonomía.

Una experimentación incluida en un marco más amplio

Estas pruebas son el fruto de un trabajo en común realizado desde hace meses por los equipos del Grupo PSA y los de VINCI Autoroutes. Se incluyen en el marco de un programa más amplio que busca integrar el vehículo autónomo y la infraestructura para conseguir una conducción autónoma completa (nivel 4 de autonomía). Para ello se están realizando trabajos en los siguientes campos:

  • El safe stop, que consiste en predefinir situaciones para guiar al vehículo de manera automática en las áreas de estacionamiento.
  • La calificación de las circulaciones propicias en modo autónomo, y su comunicación en tiempo real al vehículo. Este aspecto es particularmente importante para permitir al vehículo autónomo moverse de manera segura en un trazado que integre eventuales acontecimientos relacionados con el tráfico (atascos, accidentes, …).

Este trabajo se complementa y se integra con otros programas de investigación sobre el vehículo conectado y autónomo en los que participan el Grupo PSA y VINCI Autoroutes, como [email protected] y C-Roads. Además, el Grupo PSA y VINCI Autoroutes participan activamente en proyectos de normalización y para compartir conocimientos especialmente a través del Instituto VEDECOM.

cocheconectado.net.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  cocheconectado.net